CENTRO ALTAI

Centro de Estudios Altai fue creado en diciembre de 1993, para difundir conocimientos y prácticas para el despertar de consciencia y la recuperación de la salud. Desde entonces somos portavoces de Medicina Integral S.A y Centro de estudios Kardem, ambos fueron dirigidos por Marla (Mexico), y distribuimos sus productos.

El espacio actual con el que cuenta el Centro Altai es el de esta página web y otros recursos on line para realizar terapias, impartir cursos y conferencias, y dirigir meditaciones.

Las terapias abarcan tanto el tratamiento de dolencias físicas como emocionales/mentales, ayudando a la persona a recuperar la salud total y acompañándola en la implementación de hábitos saludables que le permitan también mantenerla.

Los cursos son semanales o en fines de semana, a través de nuestra aula virtual que permite acceder a los cursos, conferencias, talleres y meditaciones desde cualquier lugar con conexión a Internet. También utilizamos la aplicación Whatsapp para comunicaciones con los grupos formados.

 

Nuestros datos son:

Centro de Estudios Altai

www.centroaltai.com

Tel: +34 601 27 00 40

centroaltai@hotmail.com

 

ANA VIDAL

Me llamo Ana Vidal Gómez, soy Naturópata desde hace más de 25 años y cofundadora del Centro de Estudios Altai. Me especialicé en Medicina Cuántica y Cristaloterapia en México con el Laboratorio Medicina Integral, y me formé como Instructora del Centro de Estudios Kardem (México), dirigido por Marla, para transmitir formación y prácticas del Maestro Fabián Kardem, con la guía y asesoramiento de El Gran Lama de Altai.

La Cristaloterapia, así como la  Medicina Cuántica, es un recurso terapéutico que parte del conocimiento de «El Cuerpo de Energía» que funciona como molde y soporte del cuerpo biológico. Cuando el primero se altera creando los principios de enfermedad, la Cristaloterapia accede a niveles cuánticos a través de la radiación de baja frecuencia que emiten los cuarzos, corrigiendo el problema en cuerpo, emociones y mente.

A lo largo de todos estos años, cada día de trabajo en Altai, he estado recibiendo perlas de sabiduría para reconocer el camino de la Felicidad. Llegar a vivir en este estado de plenitud, de forma permanente e independientemente de las circunstancias de la vida, es sin duda un gran regalo, pero no tanto como la posibilidad de compartirlo y ayudar a los demás a encontrar el camino de la Salud y la Consciencia.